Posteado por: Mexico Global | mayo 10, 2013

#Actafarma y sus curiosa forma de hacernos adelgazar (#paraadelgazar)

Tomado del blog: Scientiablog

El que juega con fuego se quema… y el que abusa de la estrategia del asterisco también. El caso que hoy les traigo a Scientia no es uno más en el que se juega al límite de la ley confundiendo al consumidor. Hoy la  empresa implicada traspasa esa frontera. Veamos.

IMG_3825

Es el complemento alimenticio de moda. Toda farmacia que se precie tiene en su escaparate el producto que pueden ver en la siguiente imagen. Excess control 500, un producto de Actafarma que, según puede verse en la anterior imagen se publicita como capaz de ayudar a perder peso, bloquear la absorción de hidratos de carbono, quemar grasa sin perder masa muscular… la panacea.

amilasaCuando consumimos carbohidratos complejos (cereales y sus derivados, patatas y legumbres) el organismo libera al intestino delgado una enzima producida en el páncreas, la alfa-amilasa, que degrada las largas cadenas de almidón en sus unidades más simples (glucosa) para que éstas puedan atravesar la barrera intestinal y ser transportadas por la sangre hasta las células para su aprovechamiento. Sin embargo, en el caso de no ser utilizadas, esas unidades de glucosa se acumulan pudiendo contribuir a ganar peso.

Una estrategia empleada desde hace tiempo para mantener o reducir el peso es adicionar a los productos  ingredientes con supuesta capacidad inhibir la alfa-amilasa, de forma que el organismo no pueda degradar al almidón y, por tanto no se acumulen unidades de glucosa… se trata de conseguir bloquear la absorción de hidratos de carbono.

Pues bien, en los últimos años se ha puesto muy de moda añadir a complementos alimenticios phaseolamina, una proteína supuestamente capaz de inhibir a la dichosa enzima y que se extrae de las vainas de la judía blanca, especie Phaseolus vulgaris de la familia Fabaceae, originaria de Centroamérica y Sudamérica.

¿Y qué tiene que ver la phaseolamina con el Excess control 500 de Actafarma? Pues que resulta ser  su ingrediente estrella. Según se puede leer en la ficha técnica de este producto, la phaseolamina presente en su composición reduce la absorción de los hidratos de carbono, evitando así que el exceso pueda depositarse en forma de grasa. Como consecuencia se reduce el impacto calórico, contribuyendo así a mantener nuestra línea.

anexo21_02

En la web de Actafarma se afirma además que la judía blanca ayuda a reducir el peso, la masa corporal, el tejido adiposo, el diámetro de la cadera, cintura y muslo, sin perder masa muscular.

¿Y todo eso es cierto? Según el Panel de Expertos en Nutrición, Alergias y Dietéticos de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) no, ni de coña. Si ustedes son fieles lectores de este blog recordarán que para que la EFSA dé el visto bueno sobre las propiedades beneficiosas de un alimento o ingrediente alimenticio deben cumplirse tres premisas.

1) Que el alimento (o el ingrediente alimenticio) esté bien caracterizado…en este caso la phaseolamina lo está. Prueba superada.

2) Comprobar que la alegación que se le quiere atribuir está claramente definida y, además, ejerce un efecto beneficioso sobre la salud. La EFSA corrobora que la alegación “pérdida de peso” está bien definida y, además, tiene un efecto beneficioso sobre la salud. Prueba superada.

3) Verificar que existe una correlación entre la ingesta del alimento (o ingrediente alimenticio) y tal alegación (health claim). Pues en este caso no se ha demostrado científicamente que la ingesta de phaseolamina de lugar a una reducción de peso. Prueba no superada.

Estudio publicitado por Actafarma en su web para la phaseolamina y rechazado por la EFSA

Estudio publicitado por Actafarma en su web para la phaseolamina y rechazado por la EFSA

Según el demoledor informe de la EFSA hay muchos estudios in vitro que demuestran que la phaseolamina tiene capacidad para inhibir la alfa amilasa, pero no hay suficientes estudios in vivo que demuestren su efecto en humanos. Para los científicos de la UE los pocos estudios que se han realizado en humanos tienen grandes errores metodológicos. Concretamente el Panel critica abiertamente el estudio que Actafarma presenta en su página web para avalar las supuestas propiedades de Excess control 500 indicando que un estudio que no sobrepasa los 30 días no es nada concluyente. Además la EFSA muestra como en un estudio de mayor duración (8 semanas) no se vio ninguna diferencia entre el grupo al que se le administró phaseolamina y el control… un desastre.

Como ustedes ya se podrán imaginar Actafarma no se quedó de brazos cruzados y se unió a la cada vez más larga lista de empresas que tiran de la “estrategia del asterisco” introduciendo en la composición de su producto un micronutriente que le permita incluir alguna health claim. En este caso el elegido fue mi amigo el cromo, ese precioso elemento químico de número atómico 24 que se encuentra en el grupo 6 de la tabla periódica de los elementos. Respecto a sus fuentes dietéticas la levadura de cerveza, los ostiones, el hígado y las papas tienen concentraciones elevadas de cromo; los mariscos, los granos enteros, los quesos, el pollo y el salvado tienen un contenido intermedio.

s12sSi se fijan en la lista de ingredientes  del Excess control 500 de Actafarma encontrarán uno que responde al nombre de Picolinato de cromo, una sal de este metal aceptada por la EFSA. La cantidad de este elemento químico que lleva cada unidad es de 20 microgramos por lo que se supera el 15% de la Cantidad Diaria que obliga la ley para poder poner la health claim asociada al cromo…pero aquí viene la gran sorpresa que diferencia a este producto de Actafarma del resto de la banda del asterisco (léase Actimel, VitaTEN, Innéov, etc.).

Si nos vamos al Reglamento 432/2012 de la UE podemos observar que el hecho de añadir más del 15% de Cromo solamente le permite añadir a Actafarma las dos siguientes alegaciones saludables:

  • El cromo contribuye al metabolismo normal de los macronutrientes.
  • El cromo contribuye a mantener niveles normales de glucosa en sangre.

Pues bien, Actafarma hace una lectura algo “especial” de esas health claims aceptadas para el cromo, especialmente de la segunda.  Según se puede deducir tras leer en su web el hecho de que la EFSA haya aprobado que “El cromo contribuye a mantener niveles normales de glucosa en sangre” implica que la presencia de este compuesto ayuda a mantener el peso.   ¿Y es esto cierto? Tampoco.

Captura de pantalla 2013-05-08 a la(s) 15.57.38

Lo que Actafarma no cuenta es que en el mismo dictamen de la EFSA en el que se aprueban esas dos health claims se deniegan otras, entre las cuales curiosamente se encuentra una que dice lo siguiente:

“On the basis of the data presented, the Panel concludes that the evidence provided is insufficient to establish a cause and effect relationship between the dietary intake of chromium and the contribution to the maintenance or achievement of a normal body weight”.

¿Y a qué conclusión podemos llegar después de todo lo expuesto? Pues que a diferencia de Danone, Kaiku y Nestlé que se ajustan palabra por palabra a lo que le permitía el resquicio del asterisco, Actafarma pasa la frontera de lo permitido y para publicitar el Excess control 500 emplean frases como “Ayuda a perder peso” , “Bloquea los hidratos de carbono”,“Reduce el impacto calórico de los hidratos de carbono” y similares que no están respaldadas científicamente .

Que-es-la-faseolamina-1Señoras y señores, no está demostrado que la phaseolamina sirva ni para perder peso ni, incluso, para mantenerlo. Por otra parte el cromo tampoco tiene ningún dictamen positivo por parte de la EFSA para nada por el estilo. En este caso ni la estrategia del asterisco libra al Excess control 500 de Actafarma de publicitar propiedades no demostradas científicamente.

¿Y ahora qué hacemos? Pues en mi caso estar expectante para ver qué medidas adoptan las autoridades pertinentes. En el caso de que ordenen retirar la publicidad engañosa habremos dado un paso adelante pero, si no es así, tendré que dar la razón a un buen amigo que dice que el principal problema que tiene este país es la impunidad porque, pase lo que pase, aquí nunca pasa nada.

Jose

* Si te ha interesado esta historia puedes ayudarme a difundirla en este enlace. GRACIAS.

Bibliografía:

  • Celleno L, Tolaini MV, D’Amore A, Perricone NV and Preuss HG, 2007. A dietary supplement containing standardized Phaseolus vulgaris extract influences body composition of overweight men and women. International Journal of Medical Sciences, 4, 45-52.
  • Koike T, Koizumi Y, Tang L, Takahara K and Saitou Y, 2005. The anti-obesity effect and the safety of taking Phaseolamin™ 1600 diet. Journal of New Remedies & Clinics, 54.
  • Marshall JJ and Lauda CM, 1975. Purification and properties of phaseolamin, an inhibitor of alpha-amylase, from the kidney bean, Phaseolus vulgaris. Journal of Biological Chemistry, 250, 8030-8037.
  • Udani J, Hardy M and Madsen DC, 2004. Blocking carbohydrate absorption and weight loss: a clinical trial using Phase 2 brand proprietary fractionated white bean extract. Alternative Medicine Review, 9, 63-69.
  • EFSA Journal 2011; 9 (6): 2253 [13 páginas]. doi: 10.2903/j.efsa.2011.2253
  • EFSA Journal 2010;8(10):1732

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: