Posteado por: Mexico Global | julio 7, 2016

“Si yo les decía a ustedes lo que iba a hacer, seguramente iban a encerrarme en el manicomio”

El presidente Mauricio Macri participó como orador en el Congreso de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas donde realizó un discurso con optimismo sobre el futuro de la economía y también pronunció una polémica frase que transcendió en diversos medios de comunicación: “Soy realmente muy optimista. Si yo les decía a ustedes hace un año lo que iba a hacer y todo esto que está sucediendo, seguramente iban a votar mayoritariamente por encerrarme en el manicomio. Y ahora soy el Presidente”, declaró.
En el comienzo del segundo semestre los principales indicadores económicos no muestran señales de recuperación y la “revolución de la alegría” por ahora se postergó para el 2017.

La inflación oficial de mayo (4,2%) fue más alta de lo esperado, por lo que hay pocas chances de que en junio el Indice de Precios al Consumidor (IPC) se ubique por debajo del 2%. Al respecto, Marina Del Poggetto (Estudio Bein) la ubica entre 2,3/2,5%. Incluso, el Ministro Prat-Gay admitió que la pauta del 24% establecida para este año no se cumplirá, y que el índice crecerá al 42% anual.

Según la consultora C&T la economía acumula una caída del 3,8% desde junio de 2015. Con respecto a la industria señala que: “A nivel externo, la industria está condicionada por Brasil y por la baja del petróleo que frenó muchos programas de inversión, especialmente en metalmecánicos. A los sectores que producen para el mercado interno los afecta la baja del consumo. Por ahora las actividades que se están recuperando son las relacionadas con el complejo agroindustrial, como químicos y maquinaria agrícola”.

Al respecto, de acuerdo con un estudio de la Sociedad Rural Argentina (SRA), el campo comprometió inversiones por U$S 58.000 millones, aunque si bien hay anuncios todas las semanas, no está claro cuándo se transformarán en obras concretas.

A esto se suma la caída de la recaudación fiscal en mayo un 24,1%, en relación a igual mes del 2015. La excepción sería la Provincia de Buenos Aires con un superávit de $ 1.930 millones durante el primer semestre, mientras están frenadas las obras que necesitan las escuelas que se caen a pedazos, en los hospitales públicos faltan insumos, con aumentos salariales por debajo de la inflación, los descuentos salariales que sufren los trabajadores y los chicos que no tienen cupos en los comedores escolares, lo cual, entre otros motivos, motorizará una nueva protesta de los gremios estatales provinciales el próximo 12 de julio.También la fuerte suba del dólar al pasar de $ 14 (15/6) a $ 15,43 (30/6). El viernes cerró a $ 15,23 por la intervención del BCRA que vendió U$S 532,5 millones para contener la primera corrida bancaria de la era M por la presión compradora que operó a un nivel récord de los últimos 5 años al superar U$S 1.100 millones. Los protagonistas fueron los principales bancos de capital extranjero que operan en el sistema: Citibank, ICBC y BBVA.

Frente a este panorama, el gobierno ha salido a jugar la carta de la reactivación de la obra pública. En el bimestre marzo-abril se licitaron 110 obras contra un promedio mensual de 17 en el semestre previo. Las más relevantes representan un desembolso de $ 13.000 millones.

En la provincia de Buenos Aires liberaron $ 1.000 millones para financiar obras en los municipios y tienen previsto desembolsar otros $ 6.000 millones en lo que resta del año.

Según un relevamiento de Clarín para una canasta de 50 productos, los supermercados aumentaron un 27% en relación a comienzos de diciembre. Las mayores alzas se registraron en la leche (64%), huevos y aceites (60%) y pollo (51%). Las verduras duplican y hasta triplican el registro de igual mes del año pasado.

Según el Indec y gobierno porteños, la canasta básica para una familia tipo es de $ 6.622,10, en promedio un 26,2% más que en diciembre y 37,8% que hace un año, aunque en varios rubros como carnes y vegetales es de casi 45% más. Tengamos en cuenta que la mayoría de los acuerdos salariales se cerraron alrededor del 30%.

Esto ha llevado a recorte de gastos y cambio de hábitos en la población. En una encuesta nacional de la consultora CCR, el 48% dijo estar comprando menos y buscando los precios “cuidados”, el 43% recorre varios negocios y un 42% compra marcas más baratas.

De allí que las ventas en supermercados marcarían en junio una baja de 7% respecto del mismo mes de 2015 y en electrodomésticos, celulares y línea blanca prevén una disminución del 20% para este año. El mes de junio registra una caída de las ventas minoristas del 9,8%, según CAME.

Por otra parte, un informe del Observatorio del Derecho Social de la CTA (A) compara los salarios acordados en paritarias con la inflación interanual del 44,3% entre mayo 2015/16, según el IPC de la CABA y arroja una caída de:

Estatales: -11,72%
Jubilados: -10,10%
Prensa: -9,93%
Metalúrgicos: -9,78%
Comercio: -9,75%
Construcción: -8,29%
Gráficos: -5,46%
Alimentación: -4,72%

A esto se suman 167.000 despidos entre los sectores público y privado. En el sector privado se constatan 84.000 despidos, siendo los sectores más afectados la construcción con 50.000 y la industria con 20.000.

Un dato no menor es que fueron detenidos 35 dirigentes y activistas sindicales en 6 provincias y hubo 24 casos de represión contra movilizaciones en 9 provincias en los últimos 6 meses.

No obstante, las ganancias en dólares de 84 empresas que cotizan en la Bolsa totalizaron U$S 746,2 millones. El pelotón de ganadores fue encabezado por los bancos, pero tres compañías totalizaron utilidades en dólares superiores al mismo período del año anterior: Aluar (Madanes), Consultatio (Constantini) y Mirgor de Nicolás Caputo, el amigo del presidente Macri y uno de los principales contratistas de obra pública de la CABA, que aumentó el 608% desde el 22/6/2015.

Nuevo beneficio para los empresarios

El Ministro de Trabajo, Jorge Triaca, ratificó el viernes la decisión del Gobierno nacional de avanzar con un Proyecto de ley para reformular el régimen de riesgos del trabajo e intentar contener el crecimiento de la “industria del juicio” contra el sistema, para lo cual puso en marcha un espacio de diálogo con representantes del sector empresario, sindicatos y aseguradoras en la apuesta de consensuar los principales aspectos de la iniciativa.

“Estamos intentando generar consensos lo más amplios posible” para apurar la reforma, indicó Triaca en declaraciones realizadas en el marco de su participación en la “Primera Jornada de Justicia Laboral por el Desarrollo Industrial” que se desarrolló en la ciudad de La Rioja.

El Gobierno, que aspira a enviar en agosto al Congreso el proyecto de ART, inició días atrás una ronda de contactos con referentes de las principales cámaras empresarias y centrales sindicales, además de las aseguradoras nucleadas en la UART, en la búsqueda de acordar algunos ejes centrales de la reforma. En esa línea, puso bajo análisis una propuesta de reforma elaborada por la Superintendencia de ART, que contempla que sea el fuero federal de la seguridad social y no el fuero laboral, como ocurre en la actualidad, el ámbito jurisdiccional en el que deban dirimirse las controversias vinculadas con accidentes o enfermedades laborales.

Son 120.000 los juicios con los que cerraría el año en materia de enfermedades ocasionadas por el trabajo o accidentes a causa de las condiciones de trabajo cada vez más degradadas que impone el capital a los trabajadores. Los números que importan son aquellos que cierran la ecuación de ganancias, pero poco resuena en el debate el hecho de que son más de 2 trabajadores por día los que mueren por el sólo hecho de trabajar y arriesgar su vida a cambio de un salario. Mejorar las condiciones de trabajo y disminuir los riesgos es más costoso que pagar una prima. Sin embargo, no hay indemnización que pueda devolver una vida o revertir una enfermedad crónica que reduce los atributos productivos del obrero.

En el 2012 el gobierno de Cristina Kirchner llevó adelante una modificación en la ley de ART a medida de los reclamos de la UIA que, entre otros cambios, agregó la “opción excluyente”, esto es, la obligatoriedad para el trabajador de optar por cobrar la indemnización que paga el sistema de ART o la posibilidad de ir a juicio. Esto tenía como objetivo reducir el costo laboral que hoy preocupa a Triaca.

Al respecto, Luis Enrique Ramírez de la Asociación de Abogados Laboralistas (AAL), criticó los recientes fallos de la Corte contrarios a los trabajadores: “El objetivo de la reforma legislativa no es evitar que las víctimas tengan que litigar para que se les reconozcan sus derechos, sino eliminar o reducir sus posibilidades de recurrir a la Justicia, aunque ello lleve al despojo de sus derechos”. Agrega que la “litigiosidad es irrisoria” si se compara la cantidad de accidentes con los casos que llegan a la Justicia, para concluir que “las ART son sociedades anónimas con natural fin de lucro y que, por tal motivo, tienen intereses opuestos y contradictorios con los de las víctimas de accidentes o enfermedades laborales”.

Y concluyó: “La solución tampoco pasa por sacar a los trabajadores de sus jueces naturales, llevándolos al desquiciado Fuero de la Seguridad Social. No, la solución pasa por un cambio radical del sistema, colocando como agentes gestores a entidades que no tengan fin de lucro, estableciendo reparaciones justas y haciendo una prevención real de los riesgos de trabajo”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: